Inicio Episodios Alperinos
Episodios Históricos Alperinos
Alpera en la prensa del Siglo XIX (4) 1868-1874

Siguiendo el recorrido por el siglo XIX en la prensa madrileña, llegamos al año 1869, ya que en el 1868 no aparece ninguna referencia a nuestro pueblo en los periódicos. La primera noticia es de marzo y se refiere a “una exposición firmada por varios ciudadanos y ciudadanas de Alpera, contra las quintas” La exposición la leyó el Sr. Joarizti en las Cortes Constituyentes del 20 de Marzo de 1869, en la que preguntaba al Gobierno de entonces “ Se ha dicho que el Gobierno está decidido a que el primer domingo de abril se proceda al sorteo de la quinta, aún cuando las Cortes no la hayan decretado; deseo saber si es cierto”

Hasta septiembre no encontramos otra referencia a nuestro pueblo y es en el periódico “La Discusión” en su edición de 19 de septiembre informa “el día 16 del actual tuvo lugar una manifestación republicana en Alpera” y continua informando el periódico que asistieron ”los comités republicanos de los distritos inmediatos”. En dicho acto los ponentes “dirigieron la palabra al pueblo, encomiándole las ventajas de la República federal sobre toda otra forma de gobierno”

El año 1870 vuelve a ser el tren el protagonista de la primera noticia. Así el diario “La Época” de 14 de enero nos comenta: “El tren- correo que venía el sábado de Alicante descarriló cerca de Alpera”. La causa del descarrilamiento fue como en otras ocasiones “por consecuencia de la gran cantidad de nieve, que obstruía la vía”. Por otra parte el tren que bajaba de Madrid “ha sufrido también detención por igual motivo”. Al final de la noticia comenta que “no ha ocurrido desgracia alguna “

En la misma edición del 14 de septiembre de 1870 “El Imparcial” informa que “el día 13 comienzan las ferias de Hellín y Alpera “

Asimismo nos anuncia que el día 15 se celebrará “una  manifestación republicana a favor de la república francesa”. Sin embargo el día 20 “La Discusión” nos informa:”En Alpera no ha podido verificarse la manifestación republicana anunciada” No se pudo realizar “por oponerse a ello el señor alcalde de dicho pueblo”(1).

El mismo día 20 el diario “La Iberia” publica “la relación de exposiciones llegadas al Gobierno a favor de la candidatura” de Amadeo de Saboya a la corona de España una vez que la reina Isabel II fue derrocada en 1868 y el Gobierno Provisional buscaba un rey para sustituirla, y entre ellas la “Del Ayuntamiento y vecinos de Alpera”

“El Imparcial” de 25 de marzo de 1872,publica el anuncio siguiente “Hallándose vacante la secretaría del ayuntamiento de Alpera, dotada con 1.000 pesetas” se anuncia para que los ” aspirantes la solicitarán en el término de 30 días desde ayer”

En mayo “La Iberia” publica una carta del ayuntamiento de Alpera dirigida “Al Excmo. Señor presidente del Consejo de ministros” que reza de la siguiente manera: “Los que suscriben, concejales  que componen el Ayuntamiento popular de Alpera”. La carta fechada en Alpera el 28 de abril sigue diciendo: “Que están identificados con las conquistas revolucionarias y que ante la insurrección carlista ofrecen al Gobierno de S.M. su más leal y decidido apoyo, estando dispuestos a tomar las armas, si necesario fuese, en defensa de las instituciones vigentes y del orden público perturbado, ocupando para ello el puesto de peligro que V.E. se digne señalarles”

El 17 de  julio “La Correspondencia de España” publica un problema ferroviario más: “detenido el tren-  correo entre Villar y Alpera a consecuencia de un fuerte aluvión en la tarde de ayer”. La noticia comentaba que  estaba “interceptada también la comunicación telegráfica”. Esta noticia es ampliada en el periódico “La Época” de 20 de julio: “El día 16, serían las cuatro de la tarde, descargó tan horrorosa tempestad en este pueblo, como no la recordaban haber visto sus más ancianos moradores”. Pero el relato de los hechos no acaba aquí, continúan relatando:”Una lluvia torrencial; acompañada de gran pedrisco y huracán desenfrenado, se sucedieron  simultáneamente en las tres horas que la tormenta duró”. La descripción de la tormenta sigue “la consternación y alarma que desde el primer momento dominaron a todos eran indecibles, y esto porque comprendían los fatales resultados que se habían de suceder en un pueblo completamente agrícola, con frutos pendientes de recolección”

“No eran infundados los temores”.” Desde luego se vió que muchos edificios habían sido quebrantados  por el aluvión, que otros, a través de sus más espesos muros, daban paso al agua estancada en las habitaciones, y que alguno estaba hundido en parte o en totalidad”. “Sin embargo, de las pérdidas en los edificios, son los campos los que más han padecido”

“Las mieses segadas han sido arrasadas en muchos puntos por la impetuosa corriente de las aguas; en otros cubiertas de arena, y en las más, destruidas por la piedra que ha llevado su influencia devastadora a casi toda la jurisdicción, no dejando propiedad alguna en condiciones favorables para el cultivo”

En 1873, “La Época” de 15 de marzo hace referencia a nuestro pueblo relatan que había salido “una columna  compuesta por 140 voluntarios de la república y 20 guardias civiles al mando del comandante Sr. Tablares, con dirección a Alpera, punto amenazado por una partida carlista”

“El Imparcial” de 15 de marzo comenta también la noticia : “Anteanoche salió de Albacete una columna”

“El Imparcial” de 16 de marzo:”La facción de la provincia de Albacete ha cortado ayer el telégrafo entre Villar y Alpera, habiendo salido 16 voluntarios de la República al mando del capitán Rueda en su persecución”

“La Esperanza” de 17 de marzo, además de comentar la noticia anterior la actualiza “En Alpera entró anoche una partida carlista, reunió al ayuntamiento y le exigió un trimestre de la contribución y raciones, abandonando enseguida dicha población”

“La Esperanza” de 20 de marzo de 1873 publica una carta que había sido publicada por otro periódico titulado “El Católico”:

ALMANSA 15 de marzo de 1873

Señor Directo de El Católico,

Muy señor mío: El jueves 13 del corriente mes recibió aviso la autoridad del pueblo de Alpera de que la partida carlista mandada por el jefe D. Ramón García Montes se encontraba en una aldea inmediata al pueblo; el vecindario, que no es nada adicto a la causa carlista, le acometió un pánico indecible; a las nueve de la noche, cuando ya se aproximaron más, promovióse una escena de alarma y sobresalto imponente; trascurridos algunos minutos se tranquilizaron los ánimos algún tanto, por suponerse pasarían sin entrar en el pueblo; cuando a pocos instantes mandó recado el Sr. García Montes del punto contiguo al pueblo que se encontraba, salió una comisión, que fe recibida con la mayor atención y amabilidad.  Pidieron 160 raciones de pan y 80 de tocino; preguntaron si había fondos de contribución o municipales ,y se les contestó negativamente, por no haberlos; en este caso, replicó el jefe: es preciso se me reúnan 4.000 reales por carecer de recursos; y sólo se pudo conseguir reunirles 1.937, con lo que se conformó y quedó satisfecho.

Por fin, a las doce de la noche hizo la entrada en el pueblo la partida, fuerte de unos 160 a 200 hombres, perfectamente armados y equipados, poseídos todos ellos de grande entusiasmo y valor de esa fuerza de espíritu que sólo comunica la fe y la verdadera religión, simpatizando al propio tiempo con todas las personas del pueblo, que se acercaron a ellos sin distinción de opiniones.

El jefe, D. Ramón García Montes, a la par de estar dotado de brillantes cualidades, reúne las del valor, arrojo y entusiasta fiel por su causa, lo propio que D. Bartolomé Sopena, segundo jefe.

A los primeros albores del dia marcharon del pueblo, y a los pocos momentos entró fuerza republicana de Albacete y Guardia Civil, pero no se batieron.

Suyo afectísimo- El Corresponsal

 

“La Discusión” de 22 de marzo: “La partida Roche, que fue la que penetró en Alpera(Albacete), vaga entre Montealegre y Venta de la Encina, según las últimas noticias se hallaba en el termino de Fuente La Higuera, va en dispersión, y sólo ha quedado reducida a 50 hombres, fuerzas de la guardia civil y ejército la persiguen.

El  12 de mayo varios diarios publican:“ El 29 subastará el  ayuntamiento de Alpera (Albacete) el alumbramiento, conducción y distribución de aguas potables en dicha villa, con la maquinaria y tubería, bajo el tipo de 35.196 ½ pesetas”

En 1874 “Las Circunstancias”  de 12 de enero: “Una de las cortaduras hechas por los carlistas en las vías férrea y telegráfica, fue entre Villar y Alpera, la otra entre Minaya y La Roda”

“La Época“  de 21 de marzo: “A nosotros se nos ha asegurado que Santés, después de cortar la vía férrea en Alpera, tomó la dirección de la provincia de Valencia, conduciendo su infantería en wagones por el ferro- carril. Las columnas Weyler y Calleja iban a su alcance, y si no cambia de dirección repentinamente, el encuentro es indudable.”

“El Imparcial” de 29 de marzo cuenta ”El 26 por la noche se hallaba la facción Roche en las inmediaciones de Alpera”

“La Discusión” de 16 de mayo  dice: “ A las diez de la noche del 13 penetró por sorpresa en Alpera,  provincia de Albacete, una partida carlista de unos 30 ginetes y 40 infantes al mando de Roche, habiendo permanecido en la misma hasta las seis de la mañana de ayer, hora en que salió hacia la Bella. Han exigido a algunos contribuyentes la cuota de 400 reales, y se han llevado los recibos de la contribución”

“La Época” de 16 de agosto: “Por un carlista que se ha presentado al alcalde de Alpera de la provincia de Albacete, se sabe que  la partida al mando de Roche, compuesta por 59 hombres, la mayor parte montados , la dejó en las Anorias, estenuados de fatiga los caballos, teniendo que ir desmontados durante las marchas. Desde hace tres días han desertado 32 hombres, y el resto de la partida va en completo desaliento”

“La Correspondencia de España” de 17 de septiembre “ Esta mañana ha llegado a la estación de Almansa, sin previo aviso, un tren de mercancías. Se cree sea una nueva fechoría de los carlistas, pues según los datos que hemos podido adquirir, dicho tren ha salido de la estación de Alpera o Villar, sin personal, y con los hilos del telégrafo amarrados al último wagon”

“La Correspondencia de España” de 18 de septiembre “ El Inspector Sr.Ochoa, a las ocho y 35 de anoche dice desde Albacete: “Acabo de regresar desde Alpera. Los carlistas en gran número a una legua de la via. El tren num. 7 no saldrá de Almansa hasta que sea de día”

“La Correspondencia de España” de 18 de septiembre: “Nuestro celoso corresponsal de Albacete nos envía las siguientes noticias: Albacete, 17. Aunque por telégrafo habrán Vds. tenido ya noticia de lo ocurrido con un tren de mercancías soltado por los carlistas desde Alpera, voy a darles algunos detalles, de cuya veracidad respondo. Ya ayer se sabía que una partida carlista se había acercado al Júcar y que se encontraba a seis leguas de esta ciudad. Dicha partida, compuesta según  algunos de unos 2.000 hombres, y según otros de 1.000 ( esto es lo más verosímil) se dirigió esta mañana sobre la vía, con objeto de apoderarse del tren núm 8 , lo que no consiguió, porque cuando los carlistas llegaron habían ya pasado; pero a poco llegó el  105 al kilometro 331 donde los carlistas le detuvieron y después de atropellar al personal, hasta el estremo de arrodillarlos para fusilarlos, de haber saqueado los wagones del tren , ataron los alambres del telégrafo a éste y, con alta presión la máquina, la dejaron retroceder solo, pasando como un relámpago por la estación de Alpera, en ocasión que había salido de Almansa un tren especial de mercancías para el Villar. El jefe de Alpera dio inmediatamente conocimiento al de Almansa y este hizo salir al piloto a toda velocidad a ver si podía alcanzar el tren especial, lo cual consiguió, pudiéndose así evitar la gran catástrofe del choque de los dos trenes. A las tres de esta tarde ha salido el celoso inspector Sr. Ochoa con 60 hombres de tropa a explorar la vía y ver si se podían reparar las averías del telégrafo; pero desde Alpera tuvo que retroceder porque los carlistas permanecían en Bonete a una hora corta de la vía; y siendo en tan crecido número, no le era posible contrarrestarlos con los 60 soldados. Como no era fácil adivinar sus intenciones, dispuso dicho jefe que no saliera el tren 7 de Almansa, formado en esta ciudad con viajeros de Cartagena. Todas las casillas de los guardas del kilómetro 331 han sido quemadas. La avería causada en los postes telegráficos, aunque no de mucha extensión, es considerable, porque todos los postes están tronchados y los alambres partidos en tan pequeños pedazos, que es imposible empalmarlos”

“La Correspondencia de España” 18 de septiembre: “Ayer mañana llegaron a la estación de Alpera, casi al mismo tiempo que el tren – correo, dos carlistas, los cuales dijeron que a corta distancia de allí se encontraba una fuerte partida. No sabemos cual podrá ser esta ni quien la mandará; lo que si podemos asegurar es que bajaban de Albacete tropas en persecución de los insurrectos”

“La Correspondencia de España” de 20 de septiembre “Corren rumores de que los carlistas, situados en Alpera, han robado uno de los trenes que salieron de Almansa”

El mismo dia y en el mismo periódico: “Ayer mañana continuaba Valencia incomunicada con Madrid. Cortado el telégrafo entre Almansa y Alpera, no se sabía el estado de aquella línea. A pesar de ello el tren  - correo salió, con el propósito de llegar hasta Venta la Encina, continuar el camino, si encontraba libre la vía”

“La Discusión” de 22 de septiembre “ La facción que mandada por el cabecilla Lozano se corrió de Chelva por Casas Ibañez a Alpera, y saqueando allí un  tren de mercancías ha entorpecido estos días el servicio de la línea férrea, han continuado marchando hacia el sur, penetrando en la provincia de Murcia. Después de cruzar el ferro – carril de Alicante a Madrid en Alpera, ha seguido la dirección de la línea de Cartagena, intentando el viernes detener un tren cerca de Pozo Cañada, como en otro lugar decimos. No habiéndolo conseguido quemó la estación de aquel pueblo, posteriormente ha hecho lo mismo con la de Tobarra, junto a Hellín. Esta expedición, ejecutada rápidamente por una acción de 700 hombres, va mandada, como es sabido, por Lozano, que es natural de Jumilla y conoce perfectamente el terreno que ahora pisa. Ya hemos tenido ocasión de decir que los carlistas desean hace tiempo bajar a merodear por las provincias de Alicante y Murcia, pero todos sus cabecillas….”

En el mismo periódico se reproduce la carta  siguiente: “El jefe carlista Lozano ha dirigido a los jefes de estación de la línea de Alicante y Murcia el siguiente aviso:

“Dios, patria y rey.- Ejército real del Centro, 6ª brigada.

En lo sucesivo todo empleado de la línea férrea, tanto de la estación como del movimiento, que se encuentre a una hora de dicha via, después de recibir los auxilios espirituales será pasado por las armas. Las estaciones, materiales y demás efectos serán completamente destrozados, si circulan trenes.- Dios guarde a V. muchos años .-Alpera 17 de septiembre de 1874.-El jefe de la Brigada(firmado) Miguel Lozano.- Señor jefe de la estación de Alpera.- El capitán (firmado) Pío Hernández”

“La Correspondencia de España” de 29 de septiembre nos cuenta:” De Las Provincias de Valencia correspondiente al domingo copiamos las siguientes noticias: “Ayer mañana comenzó a circular en Valencia el rumor de haber sido derrotada la facción Cucala. Cuando llegó el tren – correo de Madrid, dijeron los pasajeros que la noche anterior habían pasado por la línea del ferrocarril entre Almansa y Alpera, algunos grupos de facciosos fugitivos y dispersos, a consecuencia de una acción cerca de Yecla. Ha habido, en efecto, un ligero encuentro, que ha motivado esta dispersión, y parece que los carlistas de Cucala se reúnan otra vez hacia la parte de Ayora para repasar el Júcar”

“La Iberia” de 13 de octubre:  “La brigada Fajardo ha estado últimamente en Alpera durante tres días; de aquel punto salió con objeto determinado.”

“La Época” de 19 de octubre : “La línea telegráfica entre Alpera y Almansa ha sido cortada por el cabecilla  faccioso Sales, que con unos 15 hombres recorre aquellos pueblos, causando todo género de destrozos y cometiendo mil tropelías”

“El Imparcial de 2 de noviembre: “Ayer tarde se recibió en Madrid el siguiente telegrama: Gobernador civil de Albacete ministro de Gobernación.

-El alcalde de Almansa en telegrama de hoy a las cuatro y 42 me dice lo que sigue: Anoche tuvo mi autoridad noticia que en la labor titulada   el Bosque, término de Alpera, se habían presentado 12 o 15 carlistas,  mandados por un tal Sales, y puesto de acuerdo con el señor coronel Navidad, se dispusieron dos columnas una al mando de dicho señor y otra a las órdenes del ayudante Rico de Granada; el primero por la vía férrea marchó a la labor del Bosque y el segundo salió a colocarse en Meca antes de romper el día, y apenas se vió, descubrió la partida que alcanzándola fue ocupada, resultando un muerto, dos heridos y cuatro prisioneros entre ellos el cabecilla Sales, quedando éstos en las cárceles y los heridos en el hospital”

Rafael Jara Pozuelo

(1)    Hay que recordar que en 1868 fue derrocada la reina Isabel II y fue nombrado rey  Amadeo de Saboya y en 1873 se proclamó la Primera República

 
Alpera en la prensa del Siglo XIX (3) 1860-1867

En anteriores episodios nos hemos dado un paseo por los primeros sesenta años del siglo XIX, en este comenzamos el recorrido en 1861 con dos noticias que tiene la una relación la otra pes las dos tratan del agua. La primera de ellas se publicaba en “La Época” de 14 de septiembre y daba cuenta de las investigaciones que llevó a cabo un ingeniero francés en las provincias de Alicante y Albacete. Refiriéndose a Alpera nos comenta que “si se toman las aguas en las partes superiores, son puede decirse, buenas, pero si se penetra a mayor profundidad en el suelo se cargan de sales al paso que van haciéndose más abundantes. Y continúa, las infiltraciones de las aguas que han corrido por los terrenos salíferos que aparecen en Alpera, son una causa más probable y grave”

En noviembre es el periódico “La Discusión” el que se refiere a nuestro pueblo como consecuencia del proyecto de canalización de agua en la provincia de Alicante, proyecto que estaba en estudio desde 1841 y hablando de la posible canalización de agua para suministrar agua a los campos alicantinos nos dice:”Por Alpera hacia la venta de la Encina y la del Gitano, con poquísimo coste a Villena”

En enero de 1862 la noticia sobre Alpera es sobre un accidente ferroviario ocurrido el 28 de diciembre anterior “a consecuencia de la rotura de enganches, diez vagones de la cola del tren se escaparon desde el kilómetro 336, y pasando a toda velocidad por la estación de Alpera fueron detenidos en la de Almansa, gracias las buenas disposiciones tomadas por el subjefe de la estación de Almansa, avisado oportunamente por el telegrafista de aquella (Alpera)” Por lo que nos sigue contando el periodista el conductor del tren iba en el furgón de cola durmiendo y no se enteró de la avería. En Almansa colocaron “grandes montones de tierra para contrarrestar la velocidad que traían los vagones y hacerles descarrilar, lo que consiguió sin avería alguna” .La noticia termina diciendo que el conductor del tren ha sido apartado del servicio y que al subjefe de Almansa y al telegrafista de Alpera les ha concedido “la compañía una gratificación equivalente a un mes de sueldo”

En 1863 es también el mes de enero cuando Alpera sale en la prensa madrileña y el tema vuelve a ser un accidente ferroviario. En esta ocasión es el periódico La Época el que nos cuenta que “en un ligero choque que tuvo el tren correo del la línea del Mediterráneo”…“fuera de agujas entre Villar y Alpera el tren ascendente parece que resultaron dos heridos levemente”

Dos días después amplia la noticia de la siguiente manera “aquel suceso no tuvo la importancia que ha querido dársele, pues de él solamente resultaron dos viajeros, no heridos, sino levemente contusos que continuaron su viaje sin inconveniente alguno”

El 15 de enero “La Correspondencia de España” aporta más datos sobre el suceso comentando que el accidente se debió “ a una equivocación de un telegrafista de Alpera” Por lo que cuenta esta noticia el resultado fue “las maquinas de los trenes, dos coches de primera, el furgón de cabeza del correo, el freno de cabeza del correo, algunos otros wagones quedaron hechos pedazos” También nos dan el parte de accidentados que fue “ un oficial de la bahía de Valencia recibió un golpe en el pecho, Un caballero, ya de bastante edad, un rasguño en la pierna. Resultaron heridos además; el conductor del tren correo con las piernas un poco golpeadas y el guarda freno de la cabeza de mercancías con un golpe en una ceja”

El año 1864 es parco en noticias sobre Alpera, una pequeña referencia al paso del tren real en el que viajaba S. Majestad la Reina; una diatriba política entre dos vecinos del pueblo y otro tema sobre testamentaria.

Pasamos directamente a 1866 en ese año “La Época” nos dice que “ha sido destituido el Ayuntamiento de Alpera…”

Pero otra noticia que hace referencia a Alpera es “El Señor Navarro y Guerra, de Alpera, ha inventado un nuevo y curioso sistema de ruedas que llevan consigo los rails(raíles)” La explicación es la siguiente: ”hacer marchar las ruedas sobre rails que lleva la rueda misma y que se desarrollan formando vía a medida que esta va girando. Al efecto cada uno de los seis rádios de la rueda lleva articulado un trozo de rail, teniendo practicada cada uno de aquellos una ranura en los tercios de su longitud a cuyo largo corre la articulación que lleva el trozo de rail correspondiente” La idea parece ser que era para poder circular por la vía férrea con carros tirados por caballerías además de poder circular por los caminos tradicionales.

El año 1867 es todavía más pobre en noticias, sólo tenemos una del 11 de marzo publicada por “La Época” dice así: “Los viajeros que llegaron hace tres días a Valencia en el tren de Madrid, detenido por las nieves, tuvieron que sufrir bastante. Después de una frigidísima noche de continuo nevar, se encontraron atascados entre Alpera y Almansa, en donde el tren no pudo pasar, pues estaba casi sumergido en medio de un mar de nieve. Allí pasaron los pobres viajeros treinta y seis horas mortales, sin poder salir de los coches y con la corta ración que suministraron las pequeñas provisiones de viaje que algunos previsores llevaban. Al cabo de aquel tiempo, se les llevaron de la estación de Alpera algunos comestibles, y pudieron continuar su viaje, que aún sufrió otros contratiempos”

 

Rafael Jara Pozuelo

 
Episodio 10º - Alpera en la prensa del Siglo XIX (2) (1844-1860)

La única noticia en los periódicos de este año se refiere al accidente que tuvo el “mariscal de Alpera”, “hermano del jefe político”. “yendo montado en su caballo, se cayó y quedó muerto en el suelo”. La noticia comenta era el único progresista del pueblo y que dejaba “a sus hijos bastantes haciendas

Saltamos a 1846 año en el que el periódico “El pensamiento de la Nación” publica los “distritos electorales para el nombramiento de diputados a Cortes”. Alpera queda adscrito al distrito número 2 con cabeza en Montealegre con “2496 almas”

Seguimos adelantando en el tiempo y llegamos a 1848. En el mes de Octubre “El Observador” publica la siguiente noticia “anunciando la completa derrota de la facción que andaba por los pueblos del estado de Jorquera*, y que días atrás estuvo en Carcelén y Alpera”. Días después, 26 de Octubre, el periódico “El Clamor Público” amplió la noticia de la siguiente manera:” en la mañana del 19 penetró en la provincia la facción del cabecilla Alejandro Rubio, presentándose en Alpera”. Por dicha noticia sabemos que fue atacada en Alatoz y dispersada.

Pasamos en este recorrido por el siglo XIX en la prensa al año 1850 en el que sólo nos encontramos con un nombramiento por “Real Cédula” de “una escribanía numeraria a don Antonio Belmar Villaescusa”

En 1851 “El Diario de Avisos de Madrid” el 21 de febrero publica el anuncio del Obispado de Cartagena anunciando las subastas de “un pedazo de tierra en la Hoyuela”, “propiedad del Santuario de San Roque” por la cantidad de “555 reales y 11 maravedíes” y de una casa en el callejón de la Virgen por “3000 reales”

En diciembre “El Clamor Público” publica el nombramiento de cura de Alpera a Don José María Bellosí.

En 1854 y siguiendo nuestro paseo periodístico por el siglo XIX aparece uno de los mayores logros sociales del siglo XIX, el ferrocarril. Según la información publicada por “La época” en su edición de 24 de abril “la segunda sección de la línea desde Albacete a Almansa que pasa por Peñacárcel y Alpera a Almansa tiene una longitud de 80 km, de las cuales hay 29,5 actualmente en construcción”

Unos mese más tarde el 24 de septiembre el diario “La España” publica información sobre la Feria de Albacete y se hace eco de la epidemia de cólera que tuvo lugar en Alpera y otros pueblos de la provincia.

Siguiendo las noticias publicadas por la prensa de aquellos años nos vamos a 1856 año en el que “La Época” de 18 de Septiembre nos dice que “desde que han terminado las faenas de recolección ha renacido la actividad en las obras de sección de Albacete a Almansa” y añade que “cuenta hoy con más de 1600 operarios dedicados al terraplén de la torre de Capitán y a los desmontes de Alpera”. También nos informa que “se ha comenzado la estación de Alpera”

La obra debía estar terminada para el 10 de enero pero que no lo estará hasta fin de marzo.

Ese mismo año el mismo periódico comunica que ya se ha “comenzado a sentar la vía en Villar y Alpera”

Seguimos nuestro recorrido por este siglo lleno de grandes acontecimientos y desarrollo enorme y llegamos a 1857 y el 26 de enero el diario “La Época” publica que “las estaciones de Chinchilla, Villar y Alpera están casi concluidas”

El 5 de marzo “La Época “nos comenta que “entre Alpera y Chinchilla está colocada y nivelada toda la vía con la primera capa de lastre” y en la estación “de Alpera se establece la armadura”

Saltamos a junio de ese mismo año y “La Discusión“ publica una carta fechada en Alpera que narra los problemas laborales por los que pasan los trabajadores del ferrocarril, “siendo siempre la persona paciente los pobres braceros; estos infelices, que si se reclamara lo que en justicia se les debe, indudablemente se les llamaría incendiarios…..” Por lo que nos cuenta el periódico la subcontrata a la que se le adjudicó la obra estaba formada por “personas aventureras…..declarándose en quiebra, cuando más podían perder los trabajadores y cuando más deudas dejaban en las subastas” En el artículo publicado es dicho diario continúan escribiendo que “ los pagos se hacían por quincenas o mensualidades vencidas; llegó una de estas quiebras y se suspenden los trabajos” y continua el redactor del periódico “ ¿quién paga la mensualidad vencida? “

Continuando con el mismo artículo dice que después de muchos viajes de los trabajadores al fin consiguieron que se les “pagara con un descuento escandaloso”. Por lo visto esto no era raro dado como lo tratan en el periódico. Más adelante la información sigue comentando que así varias veces hasta “que la tomó a su cargo una persona que cumplía bien, concurrían a él muchos brazos y adelantó mucho en poco tiempo”. Pero “también llegó su vez” y “tres meses han trascurrido y al fin vino el dinero”. Pero también los trabajadores tuvieron que pagar una parte pues de “cada veinte reales se les está descontando tres y medio”. El periódico apostilla “seguramente ignoran que el gobierno dispuso que no se les descontara nada a los empleados”

Rafael Jara Pozuelo

 
Episodio 9º- Alpera en la prensa del Siglo XIX (1832-1839)

Nuestro pueblo como muchas otras poblaciones de España sufrió durante el siglo XIX los cambios que se realizaron en dicho siglo. Uno de las novedades que surgió entonces fue la aparición de los periódicos diarios y en ellos Alpera estuvo presente.

La noticia más antigua que podemos leer es de 1832, en ella los alperinos felicitan a nuestra reina por el restablecimiento del rey.

Al año siguiente el mismo periódico "La Revista Española" publica una noticia en primera página en la que solicitan armas para defender el orden constitucional ante los carlistas.

En 1834 "El Diario de Avisos de Madrid" en la edición correspondiente el día 11 de enero publicaba lo siguiente en el apartado de libros "La Revista Española num. 142... contiene relatada crónica de las provincias con sucesos recientes de Valencia, de Alpera, con mención de la noble conducta de varios pueblos durante la permanencia de los facciosos en ellas".

Seguimos con el mismo periódico de Madrid, que al igual que el "Diario de Avisos de Madrid" en 1834 nos dedica un artículo más amplio que los anteriores sobre el mismo tema de los carlistas. En este caso se da cuenta de las acciones contra los carlistas en la comarca al mando de nuestro paisano el capitán retirado Juan José García.

Ese mismo año, en el mes de junio, aparece en "La Revista Española" una información fechada en Alpera que comienza "En esta villa, de cuyo patriotismo y decisión se ha hecho mención en este periódico se celebró el 6 del corriente la publicación del Estatuto Real" (1). "con solemne función de iglesia a la cual fue conducido el retrato de la Reina Nuestra Señora, y que se hallaba en las Casas Consistoriales". Hasta la iglesia fue acompañado "por todo el Ayuntamiento y los oficiales de las dos compañías de urbanos cuyos oficiales lo recibieron del alcalde 1º el abogado D. Juan Tárraga". Una vez que llegó a la iglesia "fue recibido por el clero y bajo palio fue conducido al altar mayor, a cuyo lado fue colocado bajo un solio puesto al efecto".

Una vez concluida la ceremonia religiosa, con Te Deum incluido nos cuenta el periódico que "se hicieron varias salvas por los urbanos, paseándose el mismo retrato por todo el pueblo, entonándose varias canciones y vivas a SS.MM" El mismo diario continúa la información de la siguiente manera: "Algunos individuos del Ayuntamiento costearon de su propio pecunio una espléndida comida a los de la Milicia y presos de la cárcel" Ya de noche "hubo baile público e iluminación general, distinguiéndode la casa de ayuntamiento desde la que el prebítero Francisco López, es una elocuente alocución, hizo ver los beneficios que debemos a la inmortal Cristina" La información termina comentando que en todos los actos reinó "la mayor alegría y tranquilidad".

En 1835 la única referencia a nuestro pueblo que hemos encontrado ha sido una carta que dirige un paisano nuestro al periódico "La Revista Española" que firma como A. Belmar. En dicho escrito transmite su indignación ante las autoridades que les propusieron plantar tabaco en Alpera con grandes ventajas económicas. Cuatro alperinos entre ellos el firmante de la carta se decidieron a realizar la plantación de tabaco. A la hora de la recolección la planta recibió todos los parabienes de los entendidos según comenta el Sr. Belmar. Dos años después de la plantación les decían que no tenía calidad ninguna por lo cual no tenía precio alguno.

Llegamos a 1836 y en este año la primera información que aparece con referencia a Alpera es referente a la "facción del rebelde Quirós" que acompañado de "5.000 hombres de infantería y como unos 500 caballos" que pasó por Alpera el 28 de Agosto canino de Alcalá del Júcar procedente de Villena, Caudete y Almansa. Esta información aparece publicada en "El Español" diario de las doctrinas y de los intereses sociales del día 5 de Agosto.

"El Eco del Comercio" del 11 de Agosto de 1836 desde Alpera da la noticia de la presencia en Almansa del titulado brigadier Quilez añadiendo detalles de lo mal armados y vestidos que iban las tropas facciosas camino de Albacete por el camino de Alcalá del Júcar.

En 1837 tanto "La Estafeta" como "El Eco del Comercio" en el mes de noviembre se hacen eco de otra tropa esta vez procedente de Onteniente capitaneada por Tallada y el fraile Esperanza que fue atacada en Almansa, "la batió y dispersó; causándole siete muertos, varios heridos, y ocupándoles varios efectos" y se "retiró por la inmensa llanura de Alpera". Aquí estuvieron varios días dado que las columnas isabelinas se retiraron hacia Valencia. Los periódicos continúan: "La facción enseñoreada, desde Alpera se encaminó a Carcelén" como en la campaña anterior camino de Alcalá del Júcar.

Llegamos a 1838 otro grupo de facciosos como los denomina el periódico pasó también por nuestro pueblo de manera fugaz.

Cuando llega el año 1839 nuestro pueblo recibe otra visita de los facciosos y "El Eco del Comercio" y en esta ocasión nos lo cuentan de esta manera: "Además del pedido de raciones y saqueado algunas casas de Alpera, se llevaron en rehenes al que quedó regentando la jurisdicción y a otro joven, por cuyo rescate piden un caballo que para su uso tiene el padre de dicho joven".

 

Rafael Jara Pozuelo

 

(1) Estatuto Real: Texto legal que sustituyó a la Constitución de Cádiz de 1812 y que supuso un paso hacia la derogación del Antiguo Régimen.

 
Episodio 8º - Accidente en la bodega

Hace años octubre era mes de vendimia y elaboración de vino por estas latitudes. Todas las labores eran realizadas con escasa maquinaria y era necesaria mucha mano de obra.

Según la información que aparece en el periódico madrileño “La Correspondencia de España” en su edición del 8 de Octubre de 1881, “ayer tuvo lugar un accidente laboral en Alpera mientras se procedía a pisar la uva cayendo unos treinta trabajadores al cubo de la bodega. El resultado provisional es el de un muerto, cuatro en estado grave y 24 ilesos”. Otro periódico, de Madrid también ,“La Iberia” , hace referencia el mismo dia 8 del accidente dando algún dato más basándose en el telegrama remitido por el Gobernador de Albacete al Ministro dando cuenta del suceso. En dicha información se dice que el cubo al que cayeron los trabajadores contenía “unas 3000 arrobas de mosto en fermentación”. Después de relatar que se han hecho “esfuerzos sobrehumanos por todas las autoridades” amplia la lista de damnificados que fueron “ cuatro asfixiados, quedándo uno sólo de gravedad; 23 han sido salvados, habiendo perecido 3 de ellos que fueron extraídos cadáveres de entre los escombros”

Unos días después el dia 20 de Octubre otro periódico madrileño, “El Imparcial” en su sección quincenal titulada Revista agrícola, hace referencia a la vendimia de la siguiente manera” En medio de la alegría que consigo lleva a los pueblos la vendimia, y la elaboración de caldos hay que lamentar con frecuencia dolorosos accidentes , que se evitarían poniendo mayores cuidados” y a continuación narra los sucesos tal y como los relataron los dos periódicos ya citados.

 

Rafael Jara Pozuelo

 
<< Inicio < Prev 1 2 3 Próximo > Fin >>

Página 1 de 3

Ayuntamiento de Alpera

Pl. Ayuntamiento 1, 02690
Alpera ( Albacete )
Teléfono. 967330001 | Fax. 967330406
Correo electrónico: alpera@dipualba.es